fbpx

Conocer la composición de nuestro suelo o sustrato puede ser la clave para tener éxito en el huerto. Con este sencillo test de suelo podremos conocerla y así saber cómo tratar nuestros cultivos según sus características.

Tipos de partículas presentes en el suelo

Vamos a hacer un análisis para clasificar el suelo según el tamaño de sus partículas. Podemos clasificar las partículas del suelo principalmente en 3 según su diámetro:

  • Arenas: Partículas con un diámetro de entre 2 y 0,06 milímetros.
  • Limos: Partículas con un diámetro de entre 0,02 y 0,06 milímetros.
  • Arcillas: Partículas con un diámetro menor a 0,02 milímetros.

Según la cantidad presente en el suelo de cada una de estas partículas podremos clasificar el tipo de suelo. El tipo de suelo con las mejores características será un suelo equilibrado con presencia de estos 3 tipos de partículas, que no tenga una presencia absoluta de ninguna de ellas. Podríamos decir que los porcentajes ideales serían los siguientes:

  • Arenas: 25-50%
  • Limos: 30-50%
  • Arcillas: 10-30%
Bote con el test de tipo de suelo
Bote con el Test de tipo de suelo

Tipos de suelo

Tipo de Suelo Arenoso

Los suelos arenosos tienen la característica de la poca retención de agua. Al ser partículas de gran tamaño el agua fluye entre ellas y su retención es mínima, esto por lo tanto requiere riegos más frecuentes. Este aumento en la frecuencia de riego conlleva un lavado de nutrientes mayor de lo normal y un agotamiento temprano de la tierra.

Un aspecto positivo de los suelo arenosos es la facilidad de crecimiento que tienen las raíces en el, ya que al ser un suelo muy poco compactado estas pueden desarrollarse con poca resistencia por parte del suelo. Además es menos trabajoso trabajar este tipos de suelos al ser un suelo muy poco compacto.

Para mejorar este tipo de suelo, deberemos aportar materia orgánica en cada cambio de temporada. Removeremos bien los primeros 40-50 centímetros de suelo tras aportar esta materia orgánica. Una muy buena opción es aportar estiércol de caballo ya maduro. Otra opción que acelerará el proceso de cambio de composición del suelo sería la de añadir tierra arcillosa para compensar ese falta de partículas de menor tamaño.

Tipo de Suelo Arcilloso

Los suelos arcillosos, en contraposición a los arenosos, tienen una gran capacidad de retención de agua, demasiada si la cantidad de arcilla es muy elevada, pudiendo ocasionar encharcamientos y bolsas de agua y por tanto una humedad excesiva y la pudrición de la raíces. Son suelos muy pesados y compactos, lo que hace que a las raíces les cueste más avanzar en su crecimiento y que sean más difíciles de trabajar, sobre todo si el terreno está seco.

Cómo punto positivo para este tipo de suelos podemos decir que su retención de nutrientes es elevada.

Para mejorar los suelos arcillosos la técnica es la misma que para los arenosos, aportar materia orgánica entre temporadas. Una buena manera de realizar un aporte extra de materia orgánica es con los acolchados, ya que al ir descomponiéndose esa materia orgánica se incorporará al suelo.

Tipo de Suelo Limoso

Los suelos limosos podríamos decir que son los suelos intermedios y con un poco las buenas características de los 3 tipos de partículas. Son suelos con una buena retención del agua, por lo que no tenemos el problema del encharcamiento ni del riego excesivo. Tienen una buena retención de nutrientes. También son suelos menos pesados y fáciles de trabajar.

Como ya hemos dicho, este suelo es el suelo más equilibrado y óptimo para el cultivo.

¿Qué necesitamos?

Como materiales necesitaremos únicamente:

  • Un bote transparente, a poder ser de cristal y con tapa.
  • Agua.
  • Un puñado del sustrato a analizar.
Rellenando el bote con agua

¿Cómo hacemos el test de tipo de suelo?

Este test de tipo de suelo es muy sencillo, estos son los pasos a seguir:

  1. Rellena un tercio del bote con el sustrato a analizar.
  2. Termina de rellenar el bote con agua.
  3. Mueve muy bien el bote para mezclar bien el sustrato con el agua.
  4. Espera al menos 3 días a que las partículas se depositen.
  5. Mide con una regla el total de partículas acumuladas y lo que mide cada una de las capas formadas.
Bote test tipo de suelo con regla

La capa inferior corresponde con las arenas, la siguiente de más arriba y que es normalmente más oscura corresponde con los limos, y la más superficial y más clarita son las arcillas. Seguramente se queden en suspensión otras partículas mayores que corresponden a materia orgánica.