fbpx

Estamos en la época perfecta para realizar nuestros semilleros de las especies propias del verano. Os dejamos unos consejos para que tengáis éxito en vuestros semilleros de verano.

¿Qué voy a sembrar?

Las especies propias del huerto de verano son las Solanáceas, que cómo su propio nombre indica son especies amantes del sol. Estas plantas son el tomate, la berenjena, el pimiento o la patata.

Otra familia de plantas que encontraremos en nuestro huerto de verano son las Cucurbitáceas, es decir, los calabacines, pepinos o calabazas.

¿Qué necesito?

Los materiales que necesitas para la realización de tus semilleros de verano son:

  • Semillero: puedes utilizar como semillero las hueveras, tarritos de yogurt, una bandeja o incluso fabricar tu propio semillero con papel de periódico como hace nuestra compi Iria en este tutorial. Recordad que siempre el recipiente debe tener una salida de agua!
  • Sustrato: El sustrato perfecto para semilleros tiene que: Tener un buen drenaje, una buena retención de humedad y ser esponjoso y nada compacto para facilitar el crecimiento a la semilla. Para conseguir estas propiedades debe ser un sustrato rico en fibra de coco y si tiene humus de lombriz como fuente de alimento mejor que mejor. Puedes encontrar el perfecto sustrato en nuestra tienda online o fabricarlo tú mismo siguiendo los pasos de este tutorial.
  • Semillas: Lo ideal es que consigamos semillas ecológicas. Estas las podemos conseguir en intercambios de bancos de semillas por ejemplo, obteniendo así semillas de la zona de gran calidad. Si no tenemos esa opción, ya existen gran variedad de marcas con semillas ecológicas.
  • Pulverizador: La mejor manera de regar un semillero es con un pulverizador, así evitaremos que la semilla salga a la superficie o se hunda más de la cuenta, además de proporcionarle una perfecta humedad.
  • Etiquetas: Estas etiquetas nos servirán para poner el nombre de la especie y variedad plantada así como el día de siembra, así podremos comprobar el número de días transcurridos desde la siembra hasta la germinación. Esta etiqueta puede ser un palo de helado por ejemplo!
  • Vermiculita: La utilizaremos como acolchado para proteger a nuestras semillas y mantener la humedad y temperatura.

¿Cómo hago mi semillero de verano?

Lo primero que haremos es llenar el recipiente elegido con el sustrato para semilleros.

El proceso de plantación de semillas es muy sencillo aunque hay que tener un algunas cositas en cuenta para tener éxito:

  • ¿Cuántas semillas siembro? Pues depende del tamaño de la semilla. La probabilidad de germinación de una semilla va en proporción a su tamaño, por lo que a mayor tamaño de semilla más éxito en la germinación, pudiendo poner así menos semillas. Un buen truco es sembrar las semillas separadas dentro del mismo alveolo, para que si germinan varias semillas, poder separarlas al trasplantarlas y tener así más plantas.
  • ¿A qué profundidad las meto en la tierra? Pues también depende del tamaño de la semilla. Deberemos introducir la semilla el doble de su tamaño, por lo que por ejemplo, una semilla de haba que mide un centímetro aproximadamente deberemos introducirla en el sustrato unos 2 centímetros.
  • Poner en la superficie la vermiculita como acolchado.
  • Una vez hallamos plantado nuestras semillas, es importante poner la etiqueta con el nombre de la variedad y el día de siembra.

¿Cómo cuido mi semillero?

Las dos condiciones imprescindibles que necesitan las semillas para geminar son Temperatura calentita y Humedad. Veamos en la siguiente tabla las condiciones óptimas para las especies de nuestro semillero de verano. También se incluye el tiempo de germinación:

CultivoTempera óptima (ºC)Temperatura mínima (ºC)Temperatura máxima (ºC)Tiempo de germinación (días)
Berenjena20-25153515
Calabaza20-3011405 – 10
Calabacín20-3010405 – 10
Melón28-3012405 – 8
Pepino30-3512354 – 7
Pimiento20-308357-15
Sandía30-3513406 – 8
Tomate25-3013405 – 8

En primera instancia el semillero no necesita luz directa del sol, de hecho sería perjudicial ya que el sustrato podría calentarse demasiado o secarse con mayor facilidad. Para dar estas condiciones de temperatura, deberemos mantener nuestro semillero en un invernadero para semilleros o simplemente dentro de casa.

Como comentamos anteriormente, la manera ideal de regar un semillero es con pulverizador. Deberemos conseguir que el sustrato se mantenga siempre húmedo, por lo que todos los días revisaremos si el sustrato está mojado y pulverizaremos si lo vemos conveniente. Un buen truco es mojar el sustrato antes de plantar (¡ojo! que no encharcado o que tenga humedad en exceso) así nos aseguramos que todo el sustrato está húmedo y después solo deberemos pulverizar la superficie.

Cuando la semilla gemina, lo primero que sale son los cotiledones. Los cotiledones son dos pequeñas hojas que son las que crecen con ayuda de las reservas de nutrientes que contienen las semillas, rompen la semilla y salen a la superficie. Estos cotiledones los llamamos hojas no verdaderas.

Cotiledones
Cotiledones

Una vez los cotiledones están fuera, la planta ya necesita luz solar ya que la planta comienza a hacer la fotosíntesis. Hay que tener cuidado con esto ya que un exceso de sol podría dañar al plantón. Por esto comenzaremos poniendo el semillero cerca de una ventana un par de horas al día, e iremos aumentando esta frecuencia.

¿Cuándo trasplanto mi plantón? El repicado

El paso del semillero a su lugar definitivo de crecimiento lo llamamos “repicado”.

Sabremos que nuestro plantón está listo para su trasplante cuando tenga entre 4-5 hojas verdaderas (sin contar los cotiledones) o unos 10 cm de altura.