La Col Kale

La Col Kale es un hortaliza con numerosas propiedades y un alto contenido en nutrientes y fácil cultivo que descubrirás en este post.

Conociendo a la Col Kale

La Col Kale o col rizada es lo que en España conocemos de siempre como berza. Es una hortaliza de la familia de las Crucíferas, prima del resto de coles, coliflores y brócoli por ejemplo. Últimamente se oye hablar mucho de esta col por sus numerosas propiedades y se la considera un “superalimento”, lo que ha hecho añadirla a los estantes del mercado y a nuestro menú habitual.

Col Kale

La Col Kale en el huerto

Podemos tener Col Kale en nuestro huerto tanto si es en suelo como si es en recipientes, ya que no requiere mucho volumen de sustrato (unos 20L) y podemos tenerla en macetas sin que sufra su crecimiento.

Su crecimiento dependerá de la variedad que tengamos, ya que hay unas con unas hojas más voluminosas, como la Kale Westland Winter, y otras con un porte menor como la Dwarf Green Curled, ideal para cultivar en recipientes. Así que antes de hacerte con los platones o semillas pregunta al vendedor sobre la variedad específica de kale que vas a adquirir.

La Col Kale es una hortaliza propia del huerto de invierno, ya que su rango de temperatura óptimo es entre 10 y 20ºC y soporta bien las heladas.

Si queremos tener una buena cosecha de Kale aportaremos cada 2 o 3 meses un poco de abono rico en Nitrógeno que ayude al desarrollo de sus hojas. La Col Kale no forma repollo, por lo que podemos ir cosechando sus hojas conforme vayan creciendo y así además de controlar su crecimiento podremos disfrutar de ella durante mucho más tiempo.

Col Kale

¡Mucho ojo!

Ten cuidado con la mariposa de la col, ya que ataca también a la Kale. Para prevenir observa el envés de las hojas de tu kale para buscar los huevos naranjas típicos de esta mariposa, y para curar utiliza el Bacillus thuringiensis contra las orugas.

Col Kale orugas

Propiedades y beneficios de la berza o Col Kale

  • Bajo valor calórico por su gran porporción de agua
  • Alto contenido proteico de aproximadamente el 10% y un 3€ de fibra.
  • Vitaminas: C (más 20g por cada 100g), además de E, A y K.
  • Minerales: Calcio e hierro en muy alta proporción, además de magnesio, potasio y zinc.

Receta triunfadora

Chips de Kale

  • Cortar las hojas de vuestra planta de Kale.
  • Salpimentar al gusto.
  • Meter al horno con un chorreoncillo de aceite de oliva y dejar que se doren.
  • Disfrutar de su intenso sabor!

 

Suscríbete a nuestro canal

Si te ha gustado la información que has encontrado y deseas mejorar tu huerto con nosotros, suscríbete a nuestra newsletter