Bombas de semillas, bombas de vida - Receta y Beneficios- Huertum
18598
post-template-default,single,single-post,postid-18598,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive
bombas de semillas como son

Bombas de semillas, bombas de vida

 

Las “bombas de semillas” o “bombas de vida”  como nos gusta llamarlas a nosotros, son una muy buena alternativa a la reforestación tradicional, ya que utilizando especies autóctonas podremos volver a llenar de vida los espacios más deteriorados de nuestra zona.

Origen de las Bombas de Semillas

Masanobu Fukuoka fue un agricultor, biólogo y filósofo japonés, creador de las bombas de semillas, cuya enseñanza era la filosofía “Wu Wey” o de “no intervenir”, que se basa en empezar dando a la tierra y recibir de ella de forma natural. Y eso es lo que se consigue con esta técnica de cultivo creada en un principio como método contra la deforestación.

Significado de estas bombas que reforestan el planeta

Nendo dango significa bola de arcilla en japonés, ya que uno de sus principales componentes es la arcilla, pero nosotros vamos a realizar una variante con ingredientes más fáciles de encontrar en casa, pero cuya finalidad es la misma.

Bomba de semillas

La receta de las bombas de semillas:

Os dejamos la receta original de nendo dango y a continuación la variante que realizaremos nosotros a la que hemos llamado “bombas de vida”:

NENDO DANGO

  • 4 partes de arcilla seca en polvo
  • 1 parte de turba
  • 3 parte de humus de lombriz
  • 1 parte de semillas
  • 1 pizca de pimienta
  • Agua, añadida muy poco a poco

BOMBAS DE VIDA

  • Papel de periódico y agua
  • Sustrato
  • Semillas de plantas aromáticas
  • Pimienta

Planta creciendo

Los pasos a seguir para la realizar las bombas de semillas son los siguientes:

  • Corta el papel de periódico en trozos de unos 10 centímetros e introdúcelos en agua unos minutos.
  • Una vez se hayan mojado bien, abre la palma de tu mano y cúbrela con el papel de periódico.
  • Pon un puñado de sustrato encima de la capa de periódico.
  • Pon un puñadito de semillas en el montón de sustrato y cierra la mano.
  • Envuelve bien la bola con más papel de periódico para que quede bien cerrada, pero ¡ojo! no le pongas demasiadas capas que si no a las semillas les resultará más complicado romperlas y corres el riesgo de que no puedan germinar.
  • Puedes guardar tus bombas de vida y esperar al momento oportuno para utilizarlas, o puedes salir a repoblar el campo o tu jardín o huerto ahora mismo!

 

¡Recuerda!

Utiliza siempre semillas autóctonas de tu zona para repoblar, así ayudarás al ecosistema dañado a recuperarse sin riesgos para él.

 

Aquí os dejamos el vídeo-tutorial!

Suscríbete a nuestro canal

Si te ha gustado la información que has encontrado y deseas mejorar tu huerto con nosotros, suscríbete a nuestra newsletter