Bulbos‌ ‌de‌ ‌Otoño‌

Los bulbos de otoño son el complemento perfecto para nuestro jardín o para decorar nuestra ventana ya que con muy poquito espacio puedes tener unas flores preciosas que llenen de color tu casa.

Diferencia entre bulbo y tubérculo

Empezamos conociendo la diferencia entre bulbo y tubérculo, ya que pueden dar lugar a confusión al ser ambas estructuras vegetales subterráneas. Para verlo de una manera muy clara, imaginemos como ejemplo al bulbo y el tubérculo más conocido: la cebolla y la patata.

  • Bulbo, la cebolla: El bulbo es un engrosamiento de la base de las hojas de la planta. Tiene una estructura carnosa en capas que parten de una base. Sus yemas aparecen en la parte externa a partir de la base. El bulbo Puede tener o no función reproductiva, ya que algunas especies desarrollan yemas nuevas que pueden llegar a ser independientes y otras no.
Bulbo cebolla
Bulbo: Cebolla a la que le están brotando de nuevo las hojas
  • Tubérculo, la patata: El tubérculo es un engrosamiento del tallo subterráneo de las plantas. Tiene una estructura carnosa, pero no en capas como la cebolla, si no compacta, y no tienen una base. Sus yemas aparecen en la superficie de la piel del tubérculo, y de ahí es de donde crecen los tallos de la planta y esta se desarrolla. De cada tubérculo nace una planta nueva que a su vez tiene la capacidad de crear más tubérculos, por lo que estos si que tienen una función reproductiva clara.
Tubérculo patata
Tubérculos: Patatas a las que les están brotando los tallos

Qué son los bulbos

Ahora si, profundizamos un poco más en las características de los bulbos.

Un bulbo es un órgano vegetal subterráneo donde se almacenan las sustancias necesarias para desarrollar el tallo, las hojas y las flores de una planta. El bulbo es la base de las hojas de una planta que se engrosa para contener nutrientes y demás sustancias para que tras un periodo de latencia la planta vuelva a brotar.

La estructura bulbosa es típica en plantas de climas con temperaturas muy variables entre estaciones, ya que cuando llega el clima desfavorable para ellas pierden las hojas pero el bulbo sigue vivo y preparado para volver a desarrollarlas gracias a lo acumulado en el.

Volvemos ahora a fijarnos en la cebolla para entender mejor la estructura y funcionamiento de los bulbos:

  • Catáfitos: Son las capas del bulbo. Cada capa es la base engrosada de una hoja que almacena nutrientes para poder volver a desarrollarla cuando llegue el momento.
  • Disco basal: Es la base del bulbo. Es la estructura que separa las capas de las raíces.
  • Túnica: Es la capita que envuelve el bulbo. Esta sirve para protegerlo de la deshidratación.
  • Vástagos: Son las yemas del bulbo que naciendo del disco basal pueden formar nuevas estructuras como hojas o tallos florales.

El ciclo de vida de los bulbos se repite año tras año ya que, crecen, florecen, se secan y vuelven a crecer y florecer en la siguiente temporada.

La reproducción de los bulbos es algo compleja, ya que las plantas que tienen en su estructura un solo bulbo, cada año florecen pero sin llevar a cabo ningún tipo de reproducción al ser teóricamente la misma planta. Hay otro tipo de plantas bulbosas, como es el caso del ajo, que sí que está formado por varios bulbos que de manera independiente crean bulbos nuevos (cada diente de ajo crea una cabeza de ajo nueva al plantarlo individualmente). La información genética de los nuevos bulbos es idéntica a la del bulbo madre, pero en este caso si hablamos de reproducción al multiplicarse los individuos en cada generación.

Bulbo ajo
Bulbos: Cabezas de ajos y ajos con sus hojas brotando de nuevo.

Cuándo plantar los bulbos

El otoño es un momento perfecto para plantar los bulbos de esta temporada y para disfrutar de sus flores durante todo el invierno, incluso si hacemos una siembra escalonada hasta diciembre, podemos tener flores desde enero hasta junio!

ENEROFEBREROMARZOABRILJUNIO
GalanthusCrocusIrisHyacinthusAllium
ChionodoxaNarcissusTulipa
Meses de floración de diferentes especies de bulbos
Bulbos de crocus, narciso y jacinto

Cómo plantar los bulbos

La plantación de bulbos es muy sencilla, te la explicamos en solo 4 pasos:

  1. Escoge el lugar de plantación, ya sea en tu jardín o en maceta y hazte con un sustrato bien mullido, que retenga la humedad pero sobre todo que tenga un buen drenaje para que no se encharque y pueda pudrirse el bulbo. Conoce aquí los tipos de sustratos disponibles.
  2. Haz un agujero en el sustrato del tamaño del bulbo de unas 2-3 veces el tamaño del bulbo. Sigue las instrucciones del distribuidor para conocer la separación que debes dejar entre cada uno.
  3. Introduce los bulbos en sus agujeros siempre con la punta hacia arriba y la parte más redondeada hacia abajo.
  4. Cubre cada agujero con sustrato y aprieta lo suficiente para que no se queden bolsas de aire pero sin apelmazar la tierra.

Cómo cuidar nuestros bulbos

  • Regar de manera escasa pero constante, para que el bulbo tenga el agua que necesita pero no un exceso de humedad que  pueda pudrirlo.
  • Corta las flores conforme se vayan marchitando, pero no las hojas ni los tallos. Deja estos marchitarse en la misma planta, ya que ayuda a un correcto crecimiento y floración en la siguiente temporada.
  • Una vez haya acabado la floración del bulbo, abona el sustrato para favorecer su reproducción  y poder tener más bulbos y flores al año siguiente.