fbpx

El fósforo es uno de los nutrientes esenciales que necesitan las plantas para desarrollarse, y una falta de este debilitará la planta con todos los problemas que esto puede acarrear. En este post veremos cómo añadir fósforo a tus plantas de una manera muy sencilla.

¿Qué es el fósforo?

El elemento llamado fósforo, denominado con la letra P, es uno de los nutrientes esenciales para los seres vivos, animales y plantas. Para la plantas el fósforo es esencial para su crecimiento, ya que gracias a el, la planta es capaz de recibir la energía dada por la luz y captada por la clorofila y repartirla por toda la planta.

Además es esencial también para el crecimiento de las raíces, sobre todo en los primeros estadios de la planta, por lo que a la hora de hacer trasplantes por ejemplo, debemos de asegurarnos que a nuestro sustrato no le falta el fósforo para asegurarnos de un correcto enraizamiento y éxito en nuestra plantación.

¿Cómo sé que a mi planta le falta fósforo?

La deficiencia de fósforo provoca dificultades en el crecimiento de la planta, tanto en el desarrollo radicular como en el aéreo (hojas y frutos). En las hojas se puede observar cómo los bordes se vuelven marrones y7o morados y la hoja en general se va tornando a amarillo de los bordes al centro.

Hoja con falta de fósforo

¿Cómo añadir fósforo al sustrato?

Una opción que nunca falla es añadir humus de lombriz, ya que como sabéis, el humus de lombriz es un abono completísimo en cuanto a nutrientes, y que hace que la planta acceder a estos nutrientes sin dificultad. Pero si no tienes humus de lombriz a mano y necesitas añadir P a tus plantas de manera sencilla, una simple cocción de cáscaras de cacahuete es la solución.

¿Qué necesitamos para añadir fósforo a mis plantas?

  • Cáscaras de cacahuete: Los mismos cacahuetes también sirven por supuesto!
  • Agua
  • Mortero
  • Cazo y fuente de calor para hervir
  • Colador
Cáscaras de cacahuete

¿Cómo lo hacemos?

  1. Pelamos los cacahuetes: uno o dos puñados.
  2. Machacamos las cáscaras en el mortero.
  3. Vertemos 0,5 litros de agua en el cazo junto con las cáscaras de cacahuete.
  4. Ponemos a hervir durante unos 15 minutos, y después dejamos reposar durante un par de horas al menos.
Hervido de cacahuete
  1. Pasado este tiempo, podréis ver la grasilla que se encuentra flotando en la superficie, que es exactamente lo que nos interesa!
  2. Diluimos en unos 4 litros de agua y a regar!