Huertum huerto urbano | Qué sustrato usar en el macetohuerto
792
post-template-default,single,single-post,postid-792,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Qué sustrato usar en el macetohuerto

En el huerto en casa el principal objetivo es simular, en la medida de lo posible, las condiciones naturales en las que se encuentran los cultivos. En los macetohuertos nos encontramos con el hándicap de que no disponemos de la tierra del campo, pero por otro lado, los avances científicos de la sociedad actual nos permiten poder cultivar sin que la necesitemos. En lugar de usar tierra se utiliza lo que se conoce como sustrato.

¿Pero qué es el sustrato exactamente?

Es normal hacerse un lío al principio con esto del sustrato… El sustrato es la mezcla de elementos orgánicos que empleamos para cultivar plantas en las plataformas de cultivo o para realizar los semilleros.

Para entenderlo bien, es importante saber que para cultivar hortalizas en recipientes de cultivo necesitamos que el sustrato donde van a crecer sea:

  • Poroso: Las raíces necesitan espacio para poder desarrollarse mejor, los sustratos compactados impiden el crecimiento de las raíces y no proporcionan una buena aireación, imprescindible para que las raíces respiren.
  • Buen drenante: Es muy importante que el agua circule de forma homogénea por todo el sustrato, de esta forma evitaremos la compactación y el sustrato se mantendrá esponjoso.
  • Rico en nutrientes: Los nutrientes son elementos imprescindibles en nuestro sustrato, las hortalizas tienen que obtener el alimento que necesitan para poder desarrollarse de forma adecuada y ver sus frutos!
  • Absorbente de humedad: Como acabamos de mencionar, buscamos un sustrato con buen drenaje para que el agua no se quede estancada y dañe las raíces por asfixia, por lo que tiene que retener bien la humedad para que las plantas puedan absorber el agua a medida que lo necesiten.
  • Ligero: Esta característica no es indispensable pero sí que la agradecerá nuestra espalda! Es común en los huertos domésticos mover los recipientes de sitio para buscar la mejor ubicación o simplemente por motivos de limpieza o estética, una vez que el sustrato se moja su peso aumenta considerablemente, utilizar un sustrato ligero nos ahorrará esfuerzo físico.

¿Y cómo conseguimos que nuestro sustrato cumpla todos estas características?

En el huerto en casa nos basamos en hacer una mezcla idónea que nos proporciona estas propiedades a partir de la combinación de un 60% de fibra de coco y un 40 % de humus de lombriz.

¡Preparar esta mezcla es tan simple como seguir estos pasos!

pasos mezcla de sustrato

La fibra de coco es un producto obtenido a partir del residuo de las cáscaras de coco, en huertos urbanos se usa como un sustitutivo a la tierra 100% natural, ideal para todo tipo de cultivos, ya que aporta ligereza, alta porosidad, aireación, gran capacidad de retención del agua y una perfecta rehidratación del sustrato.

La fibra de coco es inerte, no contiene sales minerales que le aporte nutrientes al sustrato por lo que lo combinamos con el humus de lombriz. Excelente fertilizante orgánico de gran valor para el huerto que se obtiene de la digestión de las lombrices californianas a partir de la materia orgánica que consume. No te preocupes…no verás lombrices en el saco! Aunque descubrirás con el tiempo que querrás verlas merodeando por tu huerto pero de esto ya hablaremos más adelante…