Huertum huerto urbano | AUTOCOMPOSTAJE
18348
post-template-default,single,single-post,postid-18348,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-11.1,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

AUTOCOMPOSTAJE

Si estás interesado en realizar este proceso en casa, con este post huertumer y el
manual de la Red Española de Compostaje (pdf más abajo) esperamos ayudarte.

Lo primero que hay que considerar es la ubicación. Si tienes una parcela o un lugar
al aire libre con suelo que no sea enlosado, el compostaje en compostadores o en
pilas puede ser tu mejor opción. Además, debe estar cerca de nuestro huerto
urbano, para hacer más fáciles las tareas.

Si por el contrario, no tienes espacio con suelo de tierra, te recomendamos el
vermicompostador (igual que el compostador pero más pequeño y necesita un
lecho de lombrices, que se comerán todos tus bioresiduos)
En general, hay que tener en cuenta varios parámetros en cuenta para realizar un
buen compost.

Aquí te dejamos unos cuantos tips a tener en cuenta:

Humedad. Aproximadamente el 60%. Esto lo podemos comprobar
con la prueba del puño, que consiste en apretar un puñado del
compost y observar la cantidad de agua que contiene. Hay que
tenerla muy en cuenta, cuando veamos que nuestro compost está
seco habrá que regarlo.

Aireación. Hay que voltear (mover, airear) nuestro compost al
menos una vez a la semana las primeras 4 semanas. Existen
aireadores de compostaje manuales.

Tipo de residuo. Los residuos a compostar también variaran
según el tipo de compostaje. Para el vermicompostaje
(descomposición de la materia orgánica realizado por lombrices,
principalmente las del género Eisenia, las popularmente conocidas
como “lombrices rojas californianas”) se utilizaran residuos
vegetales frescos principalmente.

Para el compost en pilas o compostadores, se puede ampliar a
residuos orgánicos de diferentes fuentes, en resumen, todo lo que
estuvo vivo antes de ser residuo.

Compostaje aerobio

En este tipo compostaremos bioresiduos
de todo tipo (restos de carne, pescado,
vegetales, papel, cartón, pozos de café,
restos de poda triturados, restos de
comida en general, ect)
Como material estructurante, que
utilizaremos para la mezcla (porción
seca) utilizaremos restos de poda
previamente triturados.

MANEJO

Volteo periódico (sobre todo las
primeras semanas)

Buena proporción material
estructurante/bioresiduos
(60:40)

Control de la humedad.

Vermicompostaje

Este tipo de compostaje es más
especializado, centrándose en el papel
que realizan las lombrices como
descomponedoras.

En este tipo de composteras solo
podremos echar bioresiduos de origen
vegetal frescos, evitando sobretodo las
grasas. También hay que tener en
cuenta no introducir muchos cítricos.

ANDREA CERDÁN